Para pagos por BIZUM contactar por WhatsApp

Sestercio de Marco Aurelio.

cabeza-logo

2,99 

Hay existencias

Reproducción de un sestercio de Marco Aurelio, el emperador filósofo,  acuñado a partir de un auténtico sestercio  con la imagen de Marco Aurelio y la diosa Victoria con palma y escudo en el reverso. (VER DESCRIPCIÓN)

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Loading...

Descripción

SESTERCIO DE MARCO AURELIO. (Reproducción).

Marco Aurelio ( 121 – 180 d. C). Emperador 161 – 180 d.C.

Moneda: Sestercio

Ceca. Roma (166 d. C).

Material: Zamak

Inscripciones:

Anverso: M AVREL ANTONINVS AVG ARM PARTH MAX

Busto de Marco Aurelio  laureado, a derechas.

Reverso: TR POT XX IMP IIII COS III S – C

Victoria, desnuda hasta la cintura, de pie a la izquierda con la cabeza a derecha, sosteniendo la rama de palma y el escudo con la inscripción VIC PAR que se coloca sobre la palmera.

 

 

 

MARCO AURELIO. VIDA Y OBRA.

Marcus Annius Catilio Severus. (Roma, 121 d.C, Viena, 181 d.C). Su padre Marco Annio Vero era un politico romano de rango senatorial y había sido pretor y cónsul varias veces. Era de origen hipánico, había nacido en Uccibi, ciudad cercana a Corduba, entonces capital de la Betica. Su madre Domicia Lucila pertenecía a la nobleza romana y era propietaria de varias fábricas de ladrillos.  Su tía paterna Vibia Sabiana era la mujer del emperador Adriano.

Pasó su niñez y juventud en Roma, a la muerte de su padre cuando contaba tan solo con tres años, su madre y su abuelo paterno se ocuparon de su educación, instruyéndole los mejores maestros de la época, Herodes Ático y Marco Cornelio Frontón interesándose muy pronto por la retórica latina y griega, así como por la filosofía. A los 17 años es adoptado y designado heredero por el emperador Antonino Pío y un año más tarde con 18 años recibe de Antonino el título de César.

En el 145 se casa con Annia Galeria Faustina, prima paterna suya e hija de Antonino Pío para festejar esta boda como era costumbre en la época reparte dinero entre los soldados y acuña moneda.  En los años siguientes es nombrando tribuno y cónsul hasta que en el año 147 d.C. recibe el <Imperium> y la <Tribunicia Potestas> lo que equivalía a compartir el poder con el emperador reinante.

A la muerte de Antonino Pío en el año 161 d.C., es nombrado emperador, y cambia su nombre por el de Marcus Aurelius Antoninus, si bien pide la  aprobación del senado para asociar al poder a su hermano adoptivo, Lucio Cómodo con el que casa a su hija mayor Lucila tomando este el nombre de Lucio Aurelio Vero, nombrándole <<Augusto>> y repartiéndose los títulos con él excepto el de <<Pontifex Maximus>> que no podía ser compartido. Aunque entre los dos siempre hubo buena armonía, Lucio Vero hasta su muerte en el 169 siempre fue leal a Marco Aurelio, sin embargo Marco Aurelio en el desempeño del poder siempre mantuvo preeminencia sobre Lucio Vero.

Tras la muerte de Lucio Vero en el año 169 d. C. asoció al poder a su hijo Cómodo.

Como anécdota es el emperador que aparece interpretado por Richard Harris al principio de la película “Gladiator” y que los americanos cambian su manera de morir apareciendo asesinado por su hijo Cómodo al comunicarle que le apartaba de la sucesión en favor de Máximo Décimo Meridio (Russell Crowe), que estaba al mando de sus legiones en Panonia.

Su reinado se vio asolado por gran cantidad de guerras y calamidades: guerra con Partia, epidemia en el 166 d. C, levantamiento de Avidio Casio y varias guerras contra los Germanos y aunque logra vencer en todos los frentes, parece que una epidemia de peste acaba con su vida en Viena en el año 180 d. C siendo su hijo Cómodo quien continua como emperador.

 

Obra Literaria.

Como escritor nos dejó las  “Meditaciones” obra escrita en griego y que está en consonancia con la filosofía estoica de la que era seguidor.

Recojo aquí algunos de sus pensamientos:

“La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella.”

“Lo que es útil para la colmena, es útil para la abeja”.

“Nunca discutas con un superior. Corres el riesgo de tener razón.”

“Es ridículo no intentar evitar tu propia maldad, lo cual es posible, y en cambio intentar evitar la de los demás, lo cual es imposible.”

“El verdadero modo de vengarse de un enemigo es no parecérsele.”

“De las cosas que tienes, escoge las mejores y después medita cuán afanosamente las hubieras buscado si no las tuvieras.”

“El objeto de la vida no es estar en el lado de la mayoría, sino para escapar de encontrarse a sí mismo en las filas de los locos.”

“Ten muy presente que los hombres, hagas lo que hagas, siempre serán los mismos”.

“Si no conviene, no lo hagas; si no es verdad, no lo digas. Sé dueño de tus inclinaciones”.

“En ninguna parte puede hallar el hombre un retiro tan apacible y tranquilo como en la intimidad de su alma”.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sestercio de Marco Aurelio.”