Para pagos por BIZUM contactar por WhatsApp

Mercurio envejecido. Reproducción

cabeza-logo

2,99 

Hay existencias

Reproducción de una estatuilla a partir de un original romano del dios Mercurio / Hermes envejecido tal como apareció en una excavación. Está fabricada en Zamak para que no pueda hacerse pasar por una estatuilla auténtica . (VER DESCRIPCIÓN).

 

¡IMPORTANTE¡  Las reproducciones de estatuillas y exvotos están inspiradas en originales (siglo III a. C – IV d.C) de museos y casas de subastas y estas piezas veces no se ajustan a los cánones que tenemos nosotros de la imagen de dioses o héroes, imagen fabricada sobre todo en el renacimiento o en época neoclásica a partir de estatuas en mármol.

 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Loading...

Descripción

MERCURIO ENVEJECIDO. REPRODUCCIÓN.

ÉPOCA: Siglo III a. C al siglo I d. C.

MATERIAL: Zamat.

ALTO:   6,5 cm.

ANCHO: 2 cm.

PESO:  33 grm.

 

MERCURIO.

El origen más probable de este dios romano tiene que ver con la palabra latina merx<<mercancía>> aunque muy pronto es asimilado a Hermes, el dios griego del comercio, de los comerciantes y viajeros. Esta adopción aparece ya en el siglo VI a. C. En el 495 se levantó un templo para este dios en Roma pero fuera de los límites de la ciudad, en el valle del Circo Máximo, en el Aventino. Su principal fiesta es el 15 de mayo, día de la fiesta de los mercaderes.

Mercurio también heredó otros atributos de Hermes como su función de mensajero de los dioses, incluso como servidor suyo en las aventuras amorosas de Júpiter en el “Anfitrión” de Plauto. Dios tramposo, inventor de la lira, acompañante de los muertos en el inframundo y dios de los cruces de caminos y encrucijadas.

Sus atributos son el caduceo, el sombrero de alas anchas, las sandalias aladas y una bolsa con dinero.

 

HERMES.

Hijo de Zeus y Maya, nace en una cabaña del monte Cileno en la Arcadia. Maya lo había concebido por obra de Zeus en plena noche, mientras dormían los dioses. Vino al mundo el cuarto día del mes, día que le estaba consagrado. Al nacer fue envuelto entre bandas y depositado en un harnero como cuna pero Hermes ese mismo día a fuerza de moverse consiguió soltarse y marchar a Tesalia y allí robar a Apolo que estaba distraído con los amores por Himeneo una parte de los rebaños de Admeto, al que servía como pastor (doce vacas, cien terneras y un toro) y luego atando una rama a la cola de cada animal para borrar sus huellas atravesó toda Grecia con ellos hasta una caverna de Pilos, solo fue visto por un anciano Bato. Apolo entretanto andaba por todas partes buscando el ganado hasta que encontró a Bato y este le dijo donde estaba. Apolo fue a quejarse a su madre Maya pero esta le mostró al niño envuelto en pañales y le dijo que no creyera al anciano, solo ante la presencia de Zeus que le ordenó restituir el rebaño tuvo que confesar su robo. Hermes inventó la lira y la flauta, vendiéndoselas a Apolo,  la lira se la cambió a Apolo por el ganado robado y por la flauta le exigió que le enseñara las artes de adivinación y el caduceo. No interviene de forma importante en las leyendas heroicas griegas: en la Gigantomaquia va cubierto con el casco de Hades que convierte a quien lo lleva en invisible y esto le permite matar al gigante Hipólito, salva a Zeus en su lucha contra Tifón quitando al monstruo con la ayuda de Pan los tendones del dios que Tifón había escondido en una piel de oso y cuya custodia estaba encomendada a Delfine, un dragón mitad mujer, mitad serpiente.

Interviene para ayudar a héroes: así de Hermes recibe a Néfele, el carnero de oro para salvar a sus hijos Frixo y Hele, da a Heracles su espada, a Perseo el casco de Hades, ayuda a Ulises, ordenando a Circe que lo deje marchar y dándole a conocer el moly, una planta que le protege contra sus hechizos. Guarda a Dioniso de la ira de Hera y acompaña a las tres diosas Hera, Afrodita y Atenea al Ida de Frigia en su disputa por la belleza ante Paris, el juez.

Era el mensajero de los dioses, el dios del comercio, del robo y de los viajeros. Su imagen se levantaba en las encrucijadas de los caminos con el aspecto de un pilar en el que solo la parte superior estaba esculpida de busto humano y con unos órganos viriles muy manifiestos.

Se le representaba calzado con sandalias aladas, la cabeza cubierta con el petaso, sombrero de ala ancha y empuñando el caduceo, símbolo de sus funciones de mensajero de los dioses.

 

 

 

 

 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mercurio envejecido. Reproducción”