Para pagos por BIZUM contactar por WhatsApp

Falcata Cabeza de Caballo. Reproducción.

cabeza-logo

50,00 

Agotado

Reproducción en Zamak a tamaño real de la espada ibérica de hierro, o falcata con empuñadura en forma de cabeza de caballo (siglo II a C),  encontrada en la necrópolis del poblado ibérico del Cerro del Cruz en Almedinilla (Córdoba), y expuesta en el Museo Arqueológico Nacional (Madrid).

 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Loading...

Descripción

Falcata Cabeza de Caballo.

Medidas: 53 cm

Material: Zamak

Peso: 0,975 gr.

 

 

Falcata ibérica de Almedinilla (Córdoba).Reproducción. 

Reproducción a tamaño real de la espada ibérica de hierro, o falcata, del siglo II antes de Cristo, encontrada en la necrópolis del poblado ibérico del Cerro del Cruz en Almedinilla (Córdoba), y expuesta en el Museo Arqueológico Nacional (Madrid).

Entre los elementos más relevantes de la Cultura Ibérica se encuentra la falcata, una espada de hierro, de aspecto elegante, en forma de sable, de hoja ancha, curva y asimétrica. Se fabricaban con tres láminas de hierro soldadas entre sí en caliente, creando un arma pesada, capaz de asestar mortíferos golpes tanto tajantes como punzantes, apropiada para la infantería. Se solía guardar en una vaina de cuero, reforzada con un armazón de hierro, que colgaba del tahalí. Las primeras falcatas halladas en la Península Ibérica se fechan en el siglo V a. C., y perduraron hasta finales del siglo I a. C., la gran mayoría procedentes de la Alta Andalucía y del Sureste.

Una de las falcatas más bellas y famosas es este ejemplar procedente de Almedinilla. Espada de 59 centímetros de longitud que destaca por su empuñadura desmontable con forma de cabeza de caballo y decoración nielada en damasquinado de hilos de plata con motivos vegetales, geométricos y zoomorfos. La hoja está surcada de profundas acanaladuras, que permiten aligerar su peso. Cerca de la punta tiene la decoración, también con damasquinado de plata, correspondiente a un pájaro o ave simbólica que parece surgir de una planta (elemento de carácter apotropaico, heráldico o quizá el atributo o símbolo de una divinidad).

La falcata ibérica de Almedinilla tiene filo cortante sólo en uno de los lados de la hoja (doble filo sólo en la punta) utilizándose para pinchar o cortar (a manera de machete) y, como otras, debió tener un gran valor simbólico, derivado de su propia morfología (la curvatura de su hoja y la empuñadura zoomorfa), de su decoración y de su relación con el ámbito del sacrificio funerario (en ciertos casos muy concretos es posible que las falcatas fueran fabricadas, sólo para uso funerario, como signos de prestigio social en los ajuares de las tumbas).

(Tomado de la web del  Museo Histórico de Almedinilla).

 

 

 

 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Falcata Cabeza de Caballo. Reproducción.”