Para pagos por BIZUM contactar por WhatsApp

Doble Maiorina de Juliano “El Apóstata”

cabeza-logo

2,69 

Hay existencias

DOBLE MAIORINA.Moneda acuñada por Juliano II en el 362 tras hacer una reforma monetaria para recaudar dinero y así sufragar los gastos de la costosa campaña militar que iba a empezar contra Persia.Estaba acuñada en vellón y tenía un peso de 8,30 gr +/-  y 28 mm. (VER DESCRIPCIÓN)

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Loading...

Descripción

DOBLE MAIORINA DE JULIANO II “EL APÓSTATA”. (Reproducción).

Juliano II  (330 – 363 a. C). Emperador 361 – 363 a.C.

Moneda: Doble Maiorina

Ceca. Incierta.

Material: Zamak

Inscripciones:

Anverso:  DN. FL CL. IVLIANVS PF. AVG.

Busto de Juliano con barba larga a derecha con corona y diadema perlada.

Reverso: SECVRITAS REIPVB. 

Toro estante a derecha, mirando de frente y dos estrellas encima.

DOBLE MAIORINA.

Moneda acuñada por Juliano en el 362 tras hacer una reforma monetaria para recaudar dinero y así sufragar los gastos de su costosa campaña contra Persia.

Estaba acuñada en vellón y tenía un peso de 8,30 gr. y 28 mm.

A la vez que la Doble Maiorina introduce también el Centonialis.

 

JULIANO II, “EL APÓSTATA”. (331 – 363 d. C). (361-363)

Flavio Claudio Juliano llamado “Apóstata” por los cristianos, era hijo de Julio Constantino, hermanastro del emperador Constantino I y Basilina, su segunda esposa. Tuvo una infancia muy complicada con seis años fue testigo de la matanza de toda su familia (matanza de Constantinopla) instigada por Constancio II, este hizo correr el rumor que su padre Constantino I en el testamento acusaba a sus primos de haberle envenenado y probablemente ordenó la muerte de seis de sus primos, su padre y sus tíos Delmacio y Hannibaliano. Juliano y su hermano fueron llevados a Macellum en Capadocia a una residencia imperial donde fueron educados aunque con la vigilancia de Eusebio, obispo de la ciudad y de completa confianza de Constancio II, tras el nombramiento de su hermano Galo como césar completó su educación en Nicomedia, Constantinopla y Atenas con maestros como Prisco y Máximo de Éfeso, filósofo neoplátonico. Tuvo una educación helenística y nunca dio a ver su apostasía del cristianismo. Tras la ejecución de su hermano Galo en el 352 por orden de Constancio II fue llamado a Mediolanum con 24 años, Juliano acudió aterrorizado porque antes con una llamada igual Constancio había matado a su hermano. En Mediolanum quizás por influencia de la emperatriz Eusebia, la mujer de Constancio II es nombrado césar de la parte occidental del imperio en el 355 y se le concierta un matrimonio con Helena, hermana del emperador aunque Constancio II le rodea de hombres de confianza y espías. A Juliano le es encomendada la lucha contra las tribus germánicas de la Galia y los Países Bajos. Juliano fue un gran militar (logró pasar tres veces el Rin, Julio César solo dos), siempre con fuerzas menores fue capaz de derrotar a los alamanes y a los germanos y su rey Chonodomario en la batalla de Argentoratum (Estrasburgo) donde obtiene una victoria completa y luego a los francos asegurando la frontera del Rin. Juliano, molesto porque a pesar de sus éxitos militares estaba vigilado por altos funcionarios de su tío, aprovecha la petición de esta de cederle una parte de las tropas para la guerra contra Persia para preparar un motín de sus soldados y que en el 360 le proclamen augusto. La mayor parte de sus tropas eran de origen celta o germano y se habían enrolado con la promesa de no salir de la provincia y Juliano teme que subleven contra él. Constancio II no le reconoce como césar y da la vuelta con sus tropas para atacar a su sobrino pero muere en Tarso y Juliano difunde la noticia que su tío le había nombrado antes sucesor. En el 361 llega a Constantinopla como único emperador y allí muestra abiertamente sus creencias paganas y purga la administración de su tío. Sin embargo sus acciones contra los cristianos (cierre de iglesias, confiscaciones, prohibición de enseñar y ocupar cargos públicos, exilio de obispos etc) le granjearon el odio de la población cristiana en este ambiente adverso abandona Constantinopla y se instala en Antioquía y desde allí con un ejército de 65.000 hombres se encamina a la guerra contra Persia quizás intentando emular a Alejandro Magno o Trajano.

En Persia, Juliano pretende derrotar a Sapor II e instalar en su lugar en el trono a su hermano Harmizd, aliado de Roma. Aunque vence a los persas en Seleucia y llega hasta su capital Ctesifonte, no puede tomar esta por asalto por las pérdidas que acarrearía a su ejército. Así Juliano se ve obligado a unas marchas agotadoras bordeando el Tigris con constantes ataques y emboscadas y una política de tierra quemada sin que los persas presenten batalla. En una de estas escaramuzas es alcanzado por una lanza por la espalda por un soldado al servicio de los persas encontrando la muerte si bien también se ha especulado con la posibilidad que fuera víctima de un complot de oficiales cristianos. Juliano fue sucedido por Joviano, un oficial panonio. Sus restos fueron llevados a Constantinopla siendo depositados en un sarcófago que se conserva a la entrada del museo arqueológico de Estambul. Juliano es el último emperador pagano, murió con treinta años.

No hay constancia que al final de su vida dijera la frase ¿Me has vencido galileo? y que luego la historia cristiana elevara a santo al soldado que le asesinó con la lanza (S. Mercurio) por matar a un enemigo de la religión cristiana.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Doble Maiorina de Juliano “El Apóstata””