Para pagos por BIZUM contactar por WhatsApp

Colgante de esclavo. Roma.

cabeza-logo

3,69 

Hay existencias

Colgante de un esclavo romano que se encuentra en el British Museum.

Inscripción:

TENE ME NE

FVGIA · ET · REVO

CA ME AD DOMNVM

EVVIVENTIVM · IN

ARA CALLISTI

“Tene me ne fugia(m) et revoca me ad dom(i)nu(m) meu(m) Viventium in ar(e)a Callisti”.

Traducción: Cógeme para que no huya y devuélveme a mi amo Viventio en la plaza de Calisto.

(VER DESCRIPCIÓN)

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Loading...

Descripción

Colgante de esclavo. Roma.

Material: Zamak

Medida: 4,5 cm.

Peso:  22 gr.

 

Inscripción:

TENE ME NE

FVGIA · ET · REVO

CA ME AD DOMNVM

EVVIVENTIVM · IN

ARA CALLISTI

 

“Tene me ne fugia(m) et revoca me ad dom(i)nu(m) meu(m) Viventium in ar(e)a Callisti”.

 

Traducción: Cógeme para que no huya y devuélveme a mi amo Viventio en la plaza de Calisto.

 

 

 

Los esclavos (servi) en Roma eran muy numerosos y cualquier persona de clase  media-alta tenía sus esclavos. En su situación jurídica el esclavo estaba considerado una cosa, no tenía nombre, ni poseía nada, no podía ir al ejército, no se podía casar, la unión entre esclavos era un contubernium y no tenía efectos legales, su amo podía imponerle cualquier tipo de trabajo, venderle, cederle, castigarle etc.

La mayor parte de los esclavos provenían de la guerra, los habitantes de los pueblos conquistados por Roma se convertían en esclavos automáticamente, también podían ser por rapto, por ser deudor, por cometer algún delito grave contra el estado o por nacimiento.

En los mercados de esclavos, el esclavo portaba en el cuello una tablilla llamado títulusdonde su amo debía poner su procedencia, edad, habilidades y defectos y había una ley que regulaba todas las transacciones entre amos y esclavos. El vendedor estaba obligado a poner los defectos del esclavo si los tenía.

Si un esclavo se fugaba se ponía precio a su captura y si el amo sospechaba que pudiera fugarse mandaba a un herrero que le colocara al cuello un collar con la inscripción “Me he fugado, detenme …. y llévame a …– junto al ….

Los amos podían liberar a sus esclavos, estos esclavos liberados se llamaban libertos.

El hecho de que su situación fuera tan mala hace que en Roma haya tres guerras entre Roma y sus esclavos (Guerras Serviles), la más famosa la tercera encabezada por un gladiador Tracio llamado Espartaco

 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Colgante de esclavo. Roma.”